Con Miranda do Douro como escenario de batalla, el casi centenar de scouts participantes en el Travessia 2011 disfrutaron como niños de un fin de semana lleno de actividades.

“Ahora sé lo que sienten mis chavales”. Esta fue sin duda la frase más repetida por los asistentes al Travessia 2011, un encuentro que reunión en Miranda do Douro (Portugal) a casi cien personas entre miembros de Scouts MSC y del CNE portugués. Con Napoleon en la memoria, españoles y portugueses disfrutaron de infinidad de actividades multiaventura que hicieron que los participantes se sintieran “como los rangers” sensación que no se experimenta demasiado una vez que uno llega a responsable scout, según afirmaba Alba Hernandez, participante en esta edición del Travessia.

Pero no solo hubo tiempo para la aventura extrema. El Travessia también dejó interesabtes momentos de reflexión acerca de proyectos de cooperación entre ambas asociaciones en la que salieron ideas más que interesantes. Scouts de Castilla y León mSc, Scouts d’Asturies mSc, Scouts Católicos d’Aragón MSC y la Federación de Scouts Católicos de Castilla-La Mancha se llevan un grato recuerdo de un encuentro sobre el que ya piden información para la próxima edición, que presumiblemente se celebrará en territorio nacional.

Por su parte, Miguel F. Cerdán, Apoyo del Equipo Internacional de Scouts MSC, aseguró que los participantes “quedaron muy satisfechos y con ganas de repetir”. Sin duda una experiencia que el castellano-manchego tardará en olvidar, “los asistentes se quedarán a buen seguro con todo lo bueno hecho en el encuentro, me decían que se sentían como sus rangers”.

El evento contó con el respaldo de diferentes personalidades de la nación portuguesa así como los principales dirigentes del CNE.