Ayer tuvo lugar la inauguración del Campamento Internacional Scout de la JMJ en Ciudad Universitaria y fue una auténtica fiesta.

En palabras de los asistentes salió muy bien aunque el calor, una vez más, no perdonó. Pero, ¿Qué sería de un scout sin soluciones para todo? Ahí estuvieron listas unas mangueras con las que “regar al personal” para que los scouts se sintieran frescos (y alguno incluso creciera unos centímetros después de ser regado).

¿Sabes que esta noticia continúa en el blog de la JMJ? Entra aquí y descúbrelo.