Tres jóvenes crearon el primer par de zapatillas fabricado completamente a partir de basura recolectada en la costa de Inglaterra.

Su iniciativa busca generar conciencia al vincular el consumismo con las grandes cantidades de desechos generadas.

El plástico fue presentado como un invento revolucionario que cambiaría nuestra vida diaria.

Hoy, según un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de Cádiz, el 88% de la superficie oceánica contiene residuos de este material, que está presente en la mayoría de los objetos que consumimos.

Además de afectar la vida marina, los tóxicos son consumidos por los peces, entrando así en la cadena alimentaria, de manera que volvemos a consumirlos, incorporándolos en nuestro cuerpo.

Para generar conciencia sobre esta problemática, Charles Duffy, William Gubbins y Billy Turvey crearon “Everything you buy is rubbish” (Todo lo que compras es basura).

Recorrieron la costa oeste y sur de Inglaterra y la orilla del río Támesis, recogieron algunos de los desechos plásticos que se encuentran diseminados a lo largo de estas y crearon el primer par de zapatillas hecho 100% de basura.

El proyecto es, además, una llamada de atención sobre el consumismo de la sociedad actual y el impacto ambiental que genera.

En ese sentido, las zapatillas vienen a ser un ejemplo, ya que el calzado solía ser un objeto artesanal hecho de manera que resultaba durable y diseñado para poder ser reparado.

Hoy, los zapatos son fabricados para ser desechados ante el primer signo de desgaste.

“Una vez que termines de usarlos se convertirán en otras dos piezas de basura que probablemente sigan dando vueltas una vez que tu propio cuerpo se haya descompuesto; todo lo que estamos dejando atrás es un legado de basura”, señalan.

Los creadores del proyecto también recuerdan que “proliferado por la publicidad, nuestro deseo de consumir está motivado por el estatus y el deseo”.

Para incentivar la reflexión, los ingleses diseñaron una serie de carteles para promocionar las zapatillas creadas y la reflexión que hay detrás de ellas.

Podéis leer algunos de los slogans aquí:

“Desechado en un vertedero o arrastrado a una orilla, todo lo que consumís terminará inevitablemente siendo basura. Estas zapatillas son un producto de tu consumo, 100% basura”.

“Tal vez tus abuelos hayan vivido la invención de muchos nuevos plásticos. Los mismos plásticos creados en ese entonces probablemente vivan más que tus nietos. Este zapato es un producto de nuestro consumo. 100% de basura de la costa reconstituída. Date cuenta”.

“Como consecuencia de nuestro consumo, se estima que 8 millones de trozos de plástico entran al océano cada día. Este zapato está hecho al 100% con basura de la costa”

“Hicimos estas zapatillas al 100% con basura encontrada en las costas del Reino Unido. Podríamos hacer muchas más. Tú lo hiciste”.

Podéis ver los carteles en este enlace.

Vía La BioGuía