En ese instante, BP se dio cuenta de que las mujeres también necesitaban ser parte del Movimiento.

Y desde 1909 se dedicó a crear las bases de una nueva rama femenina.

Tiempo después de ese pequeño pero importante diálogo, BP llegó a la oficina nacional de Inglaterra.

Allí se encontró con la sorpresa de que más de 6.000 chicas se registraron para vivir campamentos, la vida al aire libre y la ley scout.

Exactamente igual que lo hacían los niños y jóvenes.

Las ganas de formar un sistema para las inglesas fueron tales, que empezaron a llegar cartas de cada rincón del país.

Una de ellas, decía:

“Querido BP,

Una mujer que no se le permite correr, nadar, montar en bicicleta o levantar sus brazos sobre su cabeza, ¿puede llegar a ser una scout?”.

Este mensaje únicamente hizo que el fundador acelerara el proceso, pese a que el gobierno de aquella época era muy conservador.

Creó las Guías Scouts, escogiendo su nombre por un cuerpo famoso de “guías” que conoció en la India.

“Las guías están en condición de ‘guiar’ a los nuevos por el sendero scout”, dijo BP en 1909.”

Hoy en día la Asociación Mundial de Guías y Guías Scouts, es una organización coeducativa. Más información en: http://www.wagggs.org/

Vía Guías: las mujeres del movimiento