“El mapa del mundo al revés”, dirán algunos.

¿Y por qué al revés?

¿A caso el mundo no va dando vueltas?

Los mapas se pueden leer de muchas formas.

Como la mayoría de cosas, todo depende del ojo con el que se mire.

Y como nos gusta ir un poco más allá, pensar, preguntarnos y plantearnos dudas para aprender cada día un poco más, os proponemos visitar esta web.

En ella encontraréis una gran diversidad de mapas originales e interesantes con los que aprender, a parte de repasar geografía.

Los mapas que se muestran han sido rediseñados para adaptarse al título que les da nombre.

Básicamente, lo que se modifica es el tamaño de los países o continentes.

De esta forma, podéis encontrar un mapa en el que el tamaño de los países es proporcional a su número de habitantes.

U otro en el que el tamaño de los países varía en función del uso de internet que hace su población.

Echad un vistazo a la página y veréis cuánto aprendéis.